De cito- y el gr. χρῶμα, m. Biol.

Se aplica al conjunto de citosomas o condriomas: término anticuado, ver citocromo. Se dice del pigmento encontrado en casi todas las células, salvo en las de algunos bacterios anaerobios, formado por hierro combinado con proteína, análogamente a la hemoglobina. Keilin, en su redescubrimiento, señala la existencia de tres citocromas, a, b y c, con distinta banda de absorción (Mac Munn, 1886; Keilin, 1925): ver oxidasa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.