Del lat. chlamydatus, adj. Bot.

Literalmente, vestido de clámide. En botánica, tratándose de flores, provistas de perianto, por oposición a la aclamídea. Empleado, en general, siempre que se alude a alguna vestidura, involucro o membrana exterior que viste o reviste algún órgano o alguna parte orgánica. Ver, por ejemplo, clamidóspora; monoclamídea, planta con una sola cubierta floral: se opone a clamídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.