De clámido- y el gr. σπορά, f. Bot.

Se aplica a la espora formada en el interior de una célula y que, aparte de membrana propia, se halla recubierta por la de la célula madre; queda protegida así por una membrana recia y es de tipo perdurante, como las ustilagósporas del carbón de los cereales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.