Del lat. cloāca, f. Ingen. Zool.

En ingeniería, conducto generalmente subterráneo, para el desagüe de las aguas fecales, residuales, y las aguas de lluvia de una población, hasta conducirlas a la red de saneamiento o depuración. En zoología, cavidad en la región pélvica en la que terminan los conductos alimenticio y urogenital, para abrirse al exterior, en vertebrados. Los mamíferos placentarios tienen una apertura separada para cada uno de los conductos.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.