Med.

El ansiolítico oral que, a diferencia de las benzodiazepinas, produce sedación, tiene bajo potencial adictivo, tarda días o semanas en hacer efecto y no intensifica el efecto de otros depresores del sistema nervioso central (SNC): se prescribe para el tratamiento de los trastornos de ansiedad generalizada.