La sal común o sal de sodio (cloruro de sodio): es un constituyente importante del cuerpo humano. En medicina, la sal de mesa común (NaCl) se utiliza para reposición de líquidos y electrólitos, como excipiente isotónico, solución para irrigaciones y enema.