Med.

Se aplica, en terapia respiratoria, a la duración de la inspiración con respecto a la espiración. Se considera aceptable en el adulto una relación de 1:1,5 a 1:2 para el mecanismo de ventilación: el aumento del cociente a 1:1 o 2:1 puede tener complicaciones hemodinámicas.