Med.

Es una técnica por la que se introduce a través de la piel un endocatéter en una arteria, siendo situado en el lugar o estructura que se va a estudiar por angiografía selectiva u otros procedimientos diagnósticos.