Del gr. κόλπος, m. Bot.

En palinografía, surco germinal o harmomégato (Wodehouse, 1935).