Se dice de los pliegues longitudinales sumamente vascularizados del conducto anal, en los cuales se encuentran los vasos sanguíneos hemorroidales.