Del gr. κώμα, y -fito, m. Bot.

Según Warming, en su Ecología (1909), cualquiera de las especies rupícolas que no colonizan, sin embargo, la roca desnuda (como lo hacen ciertas algas y líquenes), sino que necesitan un mínimo de tierra, ya rellenando quiebras o resquebrajaduras (casmocomófito), y revistiendo en película o capa delgada la superficie (exocomófito) (H. V.). En Oettli, Beitr. z. Oekologie der Felsflora (1905), casmófito: confiere clinófito y fisurícola (F. Q.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.