El componente de la competencia de dirección que se refiere al poder de persuasión del líder o el entrenador y su capacidad para establecer relación armoniosa dentro del equipo: es un componente crítico del liderazgo.