Psicol. Dep.

En el deporte, el empleo legítimo y aceptable de la fuerza física y la inversión de un grado inusualmente alto de esfuerzo para conseguir un objetivo externo, sin intención de lesionar (aunque otra persona pueda resultar lesionada accidentalmente). El objetivo puede ser ofensivo y tener por fin adquirir una meta valiosa, como yarda en el fútbol americano; o puede ser defensivo. Hay confusión considerable entre el término agresión y aserción. A veces el comportamiento asertivo se ha calificado como agresión instrumental, lo cual aumenta la confusión de su terminología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.