Psicol. Dep.

En el deporte, el empleo legítimo y aceptable de la fuerza física y la inversión de un grado inusualmente alto de esfuerzo para conseguir un objetivo externo, sin intención de lesionar (aunque otra persona pueda resultar lesionada accidentalmente). El objetivo puede ser ofensivo y tener por fin adquirir una meta valiosa, como yarda en el fútbol americano; o puede ser defensivo. Hay confusión considerable entre el término agresión y aserción. A veces el comportamiento asertivo se ha calificado como agresión instrumental, lo cual aumenta la confusión de su terminología.