Psicol. Sociol.

La conducta de una persona cuyo comportamiento es contrario a la norma o valor generalmente aceptado por una sociedad: acto deportivo desviado.