En lat. compositae, de compositus, f. pl. Bot.

Familia del orden de las campanuladas, de flores pentámeras, actinomorfas o zigomorfas, muy a menudo reunidas en la misma inflorescencia, hermafroditas o unisexuales, con el cáliz reemplazado por diversas producciones tricomatosas que constituyen el vilano llegando el fruto a sazón; corola regular, tubulosa ensanchada superiormente a modo de campánula, o zigomorfa, bilabiada o ligular, y en este caso con 3 o 5 dientes en el ápice; androceo de 5 estambres, con los filamentos libres y las anteras introrsas y concrescentes en torno al estilo; gineceo de 2 carpelos orientado según el plano medio de la flor, concrescentes en un ovario unilocular y con un solo rudimento seminal erguido y anátropo que arranca de su base; estilo único, dividido en 2 ramitas estigmáticas y a menudo con pelos colectores; fruto en aquenio. Plantas de aspecto muy diverso, herbáceas, anuales o vivaces, a veces leñosas, arbustivas o arbóreas, o trepadoras, con tubos laticíferos o con recipientes secretorios oleíferos, e inulina en vez de almidón; tienen las flores reunidas constantemente en capítulos, rodeados de un involucro de hipsofilos estériles, cada una de la axila de la bráctea madre correspondiente, la pálea, que también puede faltar. Comprenden esta familia unas 14.000 especies (Gén. Vernonia, Senecio, Centaurea, Hieracium, etc.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.