Med.

La concentración más pequeña de un antibiótico en la sangre que es eficaz contra una infección bacteriana (CIM; minimal inhibitory concentration [MIC]).