Med. Dep.

La idea según la cual entrenador y deportista deben tener en cuenta un período diario de 24 horas para elaborar un programa de entrenamiento, y no sólo el corto período de tiempo dedicado al ejercicio. El concepto reconoce que todo lo que se produce fuera del entrenamiento (sobre todo el tiempo dedicado a dormir, el tipo de reposo y recreación, y el patrón alimentario) afecta el rendimiento del deportista durante la competición. El concepto también subraya la necesidad de adoptar una actitud holística respecto al programa real de entrenamiento. El programa debe alcanzar un equilibrio entre muchos factores para que la persona se mantenga sana, goce de buena salud física, espiritual y mental, y esté bien entrenado para la destreza específica que necesita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.