La percepción social de un individuo o grupo que otra persona o grupo define como inadecuado respecto al rasgo objetivo de una situación. Se aplica especialmente a la conciencia de clase y a menudo parece actuar contra el interés del grupo o individuo oprimido.