Med.

El alejamiento físico o psicológico de uno mismo frente a un agente estresante.