La capacidad de la piel para conducir la electricidad, medida como la relación de la corriente que atraviesa la piel con la diferencia de potencial. La conductancia cutánea varía según la humedad de la piel y se ha empleado para evaluar el nivel de activación.