Med.

Las conductas asociadas a la preocupación por el bienestar del paciente, como sensibilidad, capacidad para consolar y escuchar con atención y franqueza, y aceptación sin formulación de juicios de valor.