Del neol. lat. conidium. m. Bot.

Tratándose de talófitos, espora ágama, excepción hecha de la contenida en un esporangio y de la que nace con carácter intercalar en un filamento esporógeno. En las cianofíceas, sinónimo de exóspora o gonidio; en general, cualquier célula propagativa de origen no endógena. En Gongrosira (clorofícea), sinónimo de acineto. En los hongos, tipo colateral de reproducción, destinado a multiplicar la especie, aparte las ascósporas y basidiósporas. Esta difusión agámica es muy frecuente en los hongos, pudiendo ostentar conidióforos o carecer de ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.