Del lat. connivens, del v. connivere, adj. Bot.

Dícese de los órganos, generalmente verticilados u opuestos, que estando más o menos separados en la base, se aproximan hasta ponerse en contacto por su extremo superior, pero sin llegar a soldarse, como ocurre a menudo con los estambres de las labiadas. Puede ser permanente, como el caso indicado, o pasajera, como ocurre con los folíolos de la mimosa y de otras leguminosas durante la posición llamada de sueño. En micetología, tratándose del borde del píleo, dícese del que llega a tocar el estípite. Compara convergente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.