Flora Iberica: Hierbas anuales, en general poco ramificadas, glabras, glaucas. Hojas enteras, las inferiores brevemente pecioladas, las medias y superiores cordadoamplexicaules. Flores en racimos ebracteados. Sépalos erectos, los laterales gibosos en la base. Pétalos obovado-cuneados, gradualmente atenuados en una uña. Nectarios laterales semilunares o en forma de herradura, los medianos ausentes. Androceo tetradínamo, filamentos sin apéndices. Estilo corto o nulo. Estigma deprimido, entero, a veces ligeramente bilobado. Frutos en silicua linear, gruesa, de sección tetragonal, con 1-3 nervios en cada valva, el medio más prominente –valvas carinadas–; rostro siempre aspermo. Semillas uniseriadas, oblongas, ápteras, finamente tuberculadas; cotiledones incumbentes pero que abrazan ligeramente la radícula.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.