Med. Dep.

La adquisición de un peso corporal concreto con el fin de competir en una categoría específica de peso. Para conseguir un peso en deporte como la carrera de caballos, el boxeo y la lucha libre, el competidor a menudo trata de perder peso con gran rapidez mediante una combinación de métodos; por ejemplo, restricción de la ingesta de alimento, privación de líquido, aumento de la actividad física, deshidratación térmica, etc.: al hacer esto, el deportista puede estar poniendo en peligro su salud. La perdida de peso (o aumento) debería ser gradual, nunca superior a 0,5 kg a 1 kg por semana. Esto se suele conseguir reduciendo la ingesta calórica en unas 200 a 500 calorías diarias. La pérdida de peso más rápida puede derivar en la pérdida de la masa magra y en trastorno de la conducta alimentaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.