Del lat. conservatĭo, -ōnis, f. Fís. Termo.

Acción y efecto de conservar o conservarse. La acción o hecho de continuar teniendo una cosa, especialmente cierto estado, condición, actitud, etc.: el principio de conservación de la energía afirma que la energía total de un sistema de cuerpos que interaccionan permanece constante. El mantenimiento y cuidado de una cosa para que no pierda sus característica y propiedad con el paso del tiempo: el frío, que impide el desarrollo del microorganismo, es una forma más habitual para la conservación del alimento (conservación frigorífica).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.