Fisiol.

La cantidad de oxígeno consumido durante le recuperación del ejercicio por encima del nivel que se consumiría en reposo durante el mismo período. El consumo extra de oxígeno devuelve el cuerpo a su estado previo al ejercicio. Se denominó en tiempos deuda de oxígeno o recuperación de oxígeno, porque se pensaba que el oxígeno extra consumido después del ejercicio compensaba el metabolismo anaeróbico durante el ejercicio (déficit de oxígeno). Sin embargo, se cree ahora que el mecanismo fisiológico responsable del consumo excesivo de oxígeno posterjercicio es complejo y comprende la combinación de varios factores: en un deportista entrenado, el consumo excesivo de oxígeno postejercicio puede llegar a 18 l.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.