Del lat. contagĭum, m.

Acción y efecto de contagiar o contagiarse. En medicina, se aplica a la transmisión, por contacto inmediato o contacto mediato, de una enfermedad infecciosa o enfermedad parasitaria, por infección de bacterias, germen, virus, parásitos, etc. En sociología, se aplica a la transmisión de una idea o sentimiento por influencia de una persona (contagio social). En botánica, se aplica a cualquier distribución espacial cuando la probabilidad de encontrar un individuo es mayor en las proximidades de otro individuo de la misma especie, por diversas causas (reproducción o agregación), la distribución de las plantas sueles ser contagiosa (R. M.). En lingüística, se aplica al fenómeno por el cual un rasgo pasa a caracterizar un elemento que no lo poseía a causa de una analogía o proximidad con otro elemento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.