Se define como las acciones personales destinadas a reducir o minimizar las incidencia de los episodios convulsivos: resultado de enfermería recogido en la Nursing Outcomes Classification (NOC).