Med.

Se define como la medida en que los niveles de glucosa en plasma y orina se mantienen en el rango normal: resultado de enfermería recogido en la Nursing Outcomes Classification (NOC).