Flora Vascular de Andalucía Occidental: Hierbas anuales o perennes. Hojas simples, alternas, pecioladas o sentadas, sin estípulas. Flores hermadroditas, pentámeras, actinomorfas, solitarias o en inflorescencias cimosas, bracteadas. Sépalos libres, frecuentemente con parte basal coriácea y apical herbácea. Corola infundibuliforme o tubulosa, gamopétala. Androceo, coon 5 estambres libres, insertos hacia la parte media o inferior de la corola, alternando con los lóbulos. Ovario súpero, bicarpelar, bilocular, con 1 primordios seminales por carpelo. Estilo solitario, con estigma capitado o bilobado. Fruto cápsula o pixidio.

 

Flora Iberica: Plantas herbáceas anuales o perennes, rara vez sufrútices –árboles en especies extraibéricas–, autótrofas u holoparásitas y sin clorofila; generalmente con canales o células laticíferas, con látex hialino, raramente blanco. Tallos frecuentemente volubles, a veces decumbentes o enraizantes en los nudos. Hojas simples, alternas, de enteras a pinnatisectas, sin estípulas, o con éstas reducidas a escamas, a veces con nectarios en su base, con estomas generalmente paracíticos, pecioladas o sésiles. Inflorescencia cimosa, terminal o axilar, a veces reducida a una sola flor, bracteada. Flor actinomorfa, pentámera o tetrámera, raramente trímera, hermafrodita, hipógina. Cáliz con (3)4-5 sépalos, libres o soldados, de prefloración quincuncial, imbricada o valvada. Corola gamopétala, infundibuliforme, hipocrateriforme o acampanada, de prefloración contorta, induplicado-valvar o imbricada, con (3)4-5 lóbulos más o menos profundos, erectos o patentes. Androceo con (3)4-5 estambres, alternipétalos, libres, iguales o desiguales, inclusos o exertos, adnados a la corola; filamentos estaminales dilatados en su base, rara vez enteramente filiformes, glandulares o no, de base glabra o pubescente; anteras oblongas, sagitadas o cordiformes, mediifijas o dorsifijas, con dehiscencia longitudinal; polen de tricolpado a pantoporado, de espinuloso a prácticamente liso; escamas hipoestaminales alternipétalas, ± fimbriadas, a veces ausentes. Nectario intraestaminal cortamente acopado y de margen liso o lobado, o bien anular, situado en la base del gineceo. Gineceo sincárpico, súpero, de entero a profundamente trilobado, tetralobado o bilobado, con 2(3) carpelos, (1)2-3 lóculos y 1-2 estilos; estilo terminal o ginobásico, placentación axial, con 1-2 rudimentos seminales por carpelo, anátropo, unitegumentado; estigmas variables, a veces no claramente diferenciados. Fruto en cápsula, con pared coriácea, con 1-4 lóculos, loculicida, circuncisa, o irregular, raramente indehiscente, rodeada frecuentemente por el cáliz. Semillas de tamaño medio, globosas o trígonas, ápteras; embriones con cotiledones de morfología variable, plegados o espiralados. Alcaloides presentes en muchas especies, iridoides no detectados. x = 7-15.

 

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.