Del lat. coniugātus, f. pl. Bot.

División de algas unicelulares o sencillamente filamentosas, exclusivas de agua dulce, con células uninucleadas, provistas de grandes y vistosos cromatóforos, con pirenoides y teñidos por clorofila pura. Membrana celulósica, rica en pectosa en sus estratos externos y fácilmente gelificable en los tales. Faltan absolutamente formas flageladas, de aquí que se las haya llamados también acontas. Haploides; reproducción sexuada consistente en la copulación de aplanogámetas, producidos en gametangios iguales a las restantes células vegetativas. Zigoto diploide, de cual resultan, después de la reducción, cuatro núcleos haploides. Dos o tres de éstos suelen desaparecer. Raramente acinetos y agamósporas (aplanóspora). Dos órdenes: desmidiales, con especies unicelulares, y zignematales, algas filamentosas. La división de las conyugadas (conjugadas) se ha incluido por algunos autores entre las clorofíceas (West, por ejemplo). Más raramente han sido unidas a los bacilariófitos en un grupo taxonómico insostenible, al que ha dado la denominación zigofíceas (R. M.).

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.