La capacidad inherente a tarea para la cual se debe coordinar simultáneamente el movimiento de distintos segmentos corporales; el empleo simultáneo de manos y pies en un ejercicio de suelo en gimnasia es un ejemplo de ello.