Del lat. copulatio, -onis, f. Biol. Bot.

Acción de copular; acción de unirse en cópula. En biología, unión sexual del macho y la hembra de una especie; acción de copularse, de unirse por parejas dos gametos: apareamiento, coito, cópula. La copulación es el acoplamiento y, más particularmente, el proceso por el cual los elementos sexuales masculinos se ponen en contacto con los elementos sexuales femeninos en el interior de los órganos genitales correspondientes: relación sexual. En botánica, la copulación se confunde a menudo con la conyugación; sin embargo, existe una corriente favorable a la separación de ambos conceptos. Los organismos unicelulares se coyugan como las conyugadas; la coyugación entre gámetas, es decir, entre células sexuales especializadas, constituye la copulación. Este término fue ya empleado por Pringsheim en 1869, en su trabajo titulado Sur la copulación des zoospores. A algunos autores repugna el empleo de este término en botánica, y prefieren usar también en este caso la voz conyugación. Alegan que nada tiene que ver con la cópula de los animales; pero entiéndase que aquí la voz se toma de latín copulatio y copula, que significan simplemente unión, enlace. Tratándose de hongos heterotálicos, dícese de la copulación qu ees legítima cuando se produce entre hifas micélicas de signo contrario; la copulación ilegítima ocurre entre hifas del mismo signo.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *