El cordón que, en los mamíferos, une el embrión a la placenta (conducto umbilical). Contiene una vena y dos arterias que llevan la sangre del embrión a la placenta y viceversa (órgano umbilical). Se rompe tras el nacimiento, liberando al animal de la placenta, y deja una herida que luego cicatriza (cicatriz umbilical o ombligo).