Del fr. cordon, m. Biol. Bot. Anat. Geol. Veter.

Cuerda, por lo común redonda, de seda, lino, lana u otra materia filiforme. En biología, se aplica al órgano de forma delgada, alargada y flexible parecida a una cuerda cilíndrica. En botánica, se aplica al órgano o parte orgánica, filamentoso o compuesto de elemento alargado, como fibra, vaso, etc., por ejemplo, se ha llamado cordón umbilical al funículo que sostiene el primordio seminal o rudimento seminal; cordón pistilar (chorda pistilllaris), al tejido conductor del estilo; cordón fibroso, cordón leñoso, cordón fibrovascular, etc., al respectivo hacecillo del mismo nombre, etc. En anatomía, se aplica a la estructura cordiforme, como un haz de fibras nerviosas encerrada en una vaina, por ejemplo, la columna de sustancia blanca de cada mitad lateral de la médula espinal. En geología, se aplica a la franja de arena acumulada en el agua cercana a la costa: un tómbolo son islotes unidos a la costa por un cordón de arena. En veterinaria, se aplica a la raya blanca o faja blanca que algún caballo tiene en la cara, desde la frente hasta la nariz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.