Flora Vascular de Andalucía Occidental: Hierbas anuales o bienales, glabras o pubescentes, de pelos simples. Tallos decumbentes. Hojas divididas, sin células mirosínicas. Racimos generalmente axilares. Flores muy pequeñas. Sépalos más o menos patentes, no sacciformes en la base. Pétalos pequeños, blancos, a veces ausentes. Androceo a veces reducido a 2 estambres fértiles. Cuatro nectarios laterales; los medianos muy pequeños, a veces sin nectarios. Ovario sentado. Estigma sentado o estipitado, subbilobado. Silículas angustiseptas, dídimas, reniformes o cordadas, con 1 semilla por cavidad, indehiscentes o dehiscentes; valvas coriáceas, subhemisféricas, reticuladas, a veces marcadamente rugosas o verrugosas.

 

Flora Iberica: Hierbas, anuales o perennes, glabras, o con escasos pelos simples, a veces escamosas. Tallos generalmente postrados. Hojas de pinnatífidas a pinnatisectas. Flores muy pequeñas, en racimos ebracteados, laterales, subsésiles y opuestos a las hojas o en el extremo de cortos vástagos axilares, a veces también en puntos de ramificación de los tallos. Estambres 6 o, por reducción, 2(4). Nectarios laterales 4, los medianos 2, a veces todos muy reducidos o incluso ausentes. Sépalos ± patentes, no gibosos, caducos, con reborde membranáceo. Pétalos blancos, a veces ausentes. Frutos en silícula angustisepta, dídima o de ovadosuborbicular a ovado-cordiforme, indehiscente, reticulada, rugosa o tuberculada; estilo corto. Semillas 1 por lóculo; cotiledones incumbentes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.