Fís.

La corriente arremolinada de fluido (por ejemplo, aire o agua) que se forma como resultado del deslizamiento turbulento. La contracorriente gira sobre sí misma y termina alejándose del cuerpo principal del fluido, como lo cual se opone al desplazamiento de la corriente principal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.