Flora Vascular de Andalucía Occidental: Perennes, con raíz engrosada. Tallos decumbentes, muy ramificados desde la base. Hojas alternas, sentadas o subsentadas, con estípulas escariosas. Flores pequeñas, pentámeras, en grupos terminales, subterminales o axilares. Pétalos en general menores que los sépalos. Androceo con 5 estambres. Ovario unilocular. Estilo con 3 estigmas. Fruto aquenio, ovoideo, trígono, castaño, encerrado en la madurez por el cáliz persistente.

 

Flora Iberica: Hierbas anuales, bienales o perennes, glabras. Tallos decumbentes o ascen­dentes, difusamente ramificados. Hojas alternas, ocasionalmente subopuestas, insertas helicoidalmente pero en apariencia dísticas, de sésiles a subsésiles, en­teras; estípulas escariosas, f auriculadas. Flores periginas, en inflorescencias bracteadas, terminales y laterales, generalmente constituidas éstas por cimas agrupadas en glomérulos en los extremos de las ramas, aunque algunas veces por cimas pseudo-axilares y laterales distribuidas laxamente. Sépalos 5, gla­bros, verdes, de margen escarioso blanquecino. Pétalos 5, más cortos que los sépalos, oblongos, membranáceos, blanquecinos. Estambres 5. Ovario unilocu­lar, con un solo rudimento seminal, unido a la base del ovario por un largo funí­culo. Estigmas 3, subsésiles. Fruto en aquenio, crustáceo y ± trigono, envuelto por el cáliz persistente. Semilla de testa membránacea y radícala súpera.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.