Econ.

La reducción de la actividad financiera como consecuencia de la falta de dinero y la restricción del crédito.