Del lat. chrysobalanaceae, del gén. Chrysobalanus, f. pl. Bot.

El término equivale a las rosáceas: familia de plantas dicotiledóneas, del orden rosales; de hojas alternas con estípulas, flores completas actinomorfas y fruto de diversa forma con semillas sin albumen.