De centro y cromo-, m. Biol.

Corpúsculo del núcleo en reposo, de fácil teñidura por los colorantes (Baccarini 1908). Masa hterocromatínica del núcleo en reposo (Heitz 1932). Al llegar a la telofase, ciertas regiones de los cromosomas sufren una desintegración completa o casi completa del calima; son las regiones eucromática. En otras regiones, es mucho menos acentuada, y parte de la matriz permanece más o menos incólume; son las regiones heterocromáticas, que constituyen los cromocentros del núcleo intercinético. Cuando los cromocentros son tan grandes que comprenden una parte importante del cromosoma reciben el nombre de procromosomas. En muchos casos, el número de cromocentros del núcleo en reposo es menor que el número de regiones heterocromáticas de los cromosomas; ello se debe a que tienen tendencia a fusionarse y formar masas mayores. Con los colorantes vulgares muchas veces se puede llegar a confundir un cromocentro con un nucléolo; pero la reacción de Feulgen permite distinguirlos: los cromocentros dan la reacción: el nucléolo, no (J. H. y S.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.