De cromo- y el gr. ξυλο, m. Bot.

Se aplica a la madera de color, que poseen determinadas especies arbóreas; cuando las células del tejido leñoso pierden vitalidad para convertirse en elementos mecánico muertos, en algunas especies la membrana retiene ciertas substancias colorantes que tiñen la madera más o menos intensamente: brasilina, hematoxilina, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.