Del gr. χρονος, y dimorfismo, m. Bot.

En ciertos géneros, principalmente de las escrofulariáceas (Euphrasia, Rhinanthus, Melampyrum, Odontiles, etc.) y gencianáceas (Bentiana de la sección Endotricha), existen tipos específicos que pueden considerarse divididos en dos subepecies cuyo ciclo evolutivo se halla adaptado a distintos períodos vegetativos del año; por ejemplo, una subspecie vernal, de rápido desarrollo, ramificación escasa y floración precoz, y otra estival, de crecimiento lento, ramas abundantes y florescencia tardía. Los caracteres diferenciales no suelen ser de mayor trascendencia, por lo que la filiación de ambas estirpes y su unificación específica no ofrece, por lo común, dificultad alguna. Según Wettstein, a quien corresponde la invención de este concepto (Saison-Artdimorfismus, en al.; o Saison-dimorphismus cuando incluye en él el dimorfismo de temporada de las diversas generaciones anuales de lepidópteros), en las plantas podría ser debido el fenómeno a una adaptación de aquellas subspecies (generalmente pratenses) a la siega del heno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.