Las agallas de los moluscos acuáticos, presentes a ambos lados de la cavidad de su manto y que les ayuda a sujetarse en su posición, a través de membranas especializadas. Están involucradas tanto en el filtrado de su alimentación como en el intercambio de gases respiratorios.