Bot.

Dícese de la zona que separa la radícula del hipocótilo, en la plántula recién germinada, generalmente marcada por una ceñidura, y a partir de la cual empiezan a formarse los pelos radicales. No siempre tuvo este término la misma significación actual. Richard, por ejemplo, situaba el cuello a la altura de la inserción de los cotilédones; Clos llamó cuello al hipocótilo.