Med.

Prueba de laboratorio para verificar la presencia de bacterias, cándida, hongos u otros microorganismos en la sangre. Los cultivos de sangre (hemocultivos) pueden ayudar a identificar el tipo de microorganismo que causa la infección, lo que ayuda a determinar el mejor tratamiento. A veces se usan para ayudar a diagnosticar la septicemia (una infección grave de la sangre) y otras afecciones.