Psicol. Sociol.

El gran interés o devoción por una persona, idea o actividad. La frase culto a la personalidad se empleó originalmente para describir la práctica del régimen totalitario donde un líder (por ejemplo, Hitler) se encumbraba a una posición de preeminencia y se convertía en el centro de la sabiduría política y el arquitecto de toda la acción social y política relevante. La frase culto a la personalidad se ha aplicado a personalidad preeminente del deporte que ha adquirido un estatus similar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.