Del lat. cumŭlus, m. Meteor.

Conjunto de cosas puestas unas sobre otras: montón. En meteorología, se aplica a la nube de desarrollo vertical con apariencia de montañas nevadas con bordes brillantes.