La curva de la dentición sobre la que se sitúan las superficies oclusales de los dientes. Se aplica también a la superficie curva oclusiva que pone en contacto simultáneamente la zona principal de las prominencias incisivas y oclusales de un diente.